efectos negativos de tomar el sol en exceso

Este verano controla los efectos negativos de tomar el sol en exceso


Por regla general, en verano nos apetece ir más frescos, vestimos ropa ligera, apenas usamos maquillaje y nos da un poco más igual nuestro pelo. Todo parece que se compensa con una piel bronceada. El efecto buena cara que nos proporciona el bronceado es, en la mayoría de los casos, indudable, pero, ¿es saludable?

Llevamos años escuchando que exponerse mucho al sol es malo, pero realmente vamos a la playa en verano y no dejamos de ver gente tumbada al sol a cualquier hora del día. ¿Somos realmente conscientes de los efectos negativos de tomar el sol en exceso? Algunas de sus consecuencias son:

  • Quemaduras: Si no nos protegemos correctamente, el primer contratiempo que encontraremos serán las quemaduras en la piel que, además de dolorosas, dejan huella, ya que la piel tiene memoria.
  • Erupciones y alergias: Las erupciones o alergias al sol pueden presentarse a cualquier edad aunque previamente no lo hayan hecho, y varias horas o incluso días después de la exposición al sol.
  • Envejecimiento de la piel: El 90% de los síntomas de envejecimiento son producidos por el sol. Al tener efectos acumulativos en la piel, una exposición constante al sol en la juventud puede provocar un envejecimiento prematuro de la piel. Debemos recordar que la piel de los cuarenta se cuida a los veinte años.
  • Aparición de manchas, pecas y lunares: Tal y como comentábamos previamente, la piel tiene memoria, y a la larga la exposición al sol provoca que aparezcan manchas, pecas o nuevos lunares. Además del riesgo que supone exponer los lunares de tu cuerpo al sol.
  • Piel deshidratada: Los rayos ultravioleta, entre otras cosas, provocan en la piel una deshidratación que notamos, normalmente, cuando volvemos a la rutina en septiembre.

Después de estos efectos nefastos en nuestro cuerpo, parece que este astro no puede aportarnos nada bueno, y no es así, pero debemos tomar ciertas precauciones, como por ejemplo:

  • Moderación: Las vitaminas que el sol nos aporta son importantes pero siempre con moderación, deberíamos evitar las horas más problemáticas como son a partir de las doce del mediodía hasta las seis de la tarde.
  • Factor de protección solar: Parece evidente pero es completamente necesario usar factor de protección solar cada vez que vamos a la playa o piscina, e incluso diariamente en el rostro.

Por último, es necesario recomendar que si lo que buscamos es un bronceado espectacular evitando los daños solares, debemos ayudar a nuestro cuerpo a conseguirlo, por ejemplo, tomando alimentos que favorezcan el bronceado como la zanahoria, o con complementos alimenticios que activen el bronceado.

Para ello, tenemos WUGum bronze, ideal para incrementar el bronceado, ayudando a resistir las agresiones externas y favoreciendo la renovación celular. Está compuesto por Betacaroteno, Licopeno, Vitamina C, Vitamina E, Vitamina D3. La recomendación es tomar un chicle 10 minutos antes de la exposición solar o uno diario los cinco días previos a la misma. Gracias a este suplemento el tiempo de exposición puede ser menor ya que el impacto en nuestro bronceado sería mayor y así evitamos los efectos negativos de tomar el sol en exceso.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad