resaca

¿Cómo evitar la resaca de fin de año?


Durante la noche de fin de año lo damos todo con amigos y familiares, comemos y bebemos como si no hubiera un mañana y esos excesos pasan factura al día siguiente. Pero, ¿qué provoca la tan temida resaca y cuáles son sus consecuencias?

El dolor de cabeza, la acidez, el malestar general del cuerpo… todo es producto de la deshidratación que sufre nuestro cuerpo cuando bebemos en exceso. Tomar demasiado alcohol, hacerlo además con el estómago vacío o ingerirlo con comidas muy copiosas como las propias de Navidad que concentran la energía y sangre en el proceso digestivo, son las culpables de las temidas resacas.

Así que para sobrevivir a la mañana del 1 de enero y hacerla más llevadera, te dejamos este artículo con una serie de recomendaciones. Sin duda, el mejor consejo es beber con moderación pero sabemos que en este día brindamos por todo y con todos y que además, somos muy dados a mezclar el vino con el cava, el anís o el whisky.

En primer lugar, desterremos de una vez el mito de que la resaca se quita con más alcohol. Esto sólo servirá para empeorar la situación porque lo único que se consigue es retrasar y agravar las consecuencias del alcohol.

Sabido esto, expliquemos por qué el exceso de alcohol provoca que nos encontremos mal. Cuando bebemos alcohol y éste llega al intestino delgado, se absorbe y pasa a la sangre. Desde la sangre se transporta a todo nuestro organismo y lo asimilan diferentes tejidos del cuerpo.  Pero el cuerpo tiene que metabolizar el alcohol, una parte la elimina a través de la orina, el sudor o la respiración. La otra la asimila el hígado con el proceso de oxidación tardando más o menos en función de la capacidad hepática de cada persona.

Como hemos indicado anteriormente, también afecta, además de la cantidad de alcohol consumida, la comida que hayamos ingerido. Igualmente de malo es beber con el estómago vacío como hacerlo cuando se han tomado comidas muy pesadas que provocan una digestión lenta.

¿Qué podemos hacer para evitar la temida resaca?

Pues lo adecuado es que metabolicemos el alcohol lo más rápido posible, comiendo adecuadamente alimentos ricos en proteínas, midiendo el número de grasas tomadas y procurando haber terminado la digestión antes de irnos a la cama. Por supuesto, no te olvides de beber mucha agua tanto mientras bebes como al día siguiente. Como hemos señalado, el principal problema de la ingesta de alcohol es que nos deshidrata. Igualmente, beber agua nos ayuda a mejorar la eliminación de toxinas.

Dormir adecuadamente también es imprescindible para que los efectos de la resaca mengüen un poco. Así que apúntate dormir al menos 8 horas e incluso si el cuerpo te lo pide, una pequeña siesta.

Haz ejercicio al día siguiente aunque te cueste la vida. Una caminata a paso ligero ayuda a disminuir sus síntomas, activar el organismo y eliminar las toxinas a través del sudor.

A todos estos consejos súmale tomar uno de nuestros chicles WUG After Party, ricos en vitamina B6, B12 y vitamina C antes o después de ingerir alcohol. ¡Los síntomas de la resaca serán agua pasada!

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad